La presentación del GR10 Xtrem demuestra que en circunstancias extremas hay un valor que da sentido a esta prueba: la deportividad

El viernes 13 de enero, a las 7 tarde, se ha realizado el acto de presentación oficial de la prueba en el Espai Jove de Puçol, al mismo tiempo que se ha efectuado la inscripción y la entrega de dorsales a la mayor parte de los corredores. Muchos participantes se han acercado al local y, ante todo, han agradecido las comodidades prestadas por el Ayuntamiento de Puçol tanto a la hora de inscribirse como de cara a la salida.

La experiencia es un grado, así lo han reconocido todos los atletas asistentes, y se nota en un espacio para las inscripciones más amplio, acorde a las necesidades de unos atletas que en muchos casos llegan cargados con mochilas a la mesa de inscripción y de ahí se marchan a cenar y dormir, para estar listos a las 5 de la madrugada, hora en que hay que pasar el preceptivo control de materiales: una prueba de 93 kilómetros exige unas rigurosas medidas de control, sobre todo por la propia seguridad de los  corredores.

El Espai Jove, además de la comodidad para las inscripciones, aporta una sala adecuada para la presentación oficial: pantalla gigante de proyección, buen sonido, iluminación… en fin, esos detalles que en ocasiones se echan en falta cuando uno quiere mostrar a los demás cómo fue la carrera de la última edición o, mejor aún, cómo se lo montó hace 25 años para subir al Himalaya… y ser el primer valenciano en conseguirlo.

De todo ello se ha hablado en una tarde en la que imagen más habitual es el saludo efusivo y el abrazo cariñoso entre colegas, corredores que llevan tiempo sin verse, o quizá no tanto, pero que se sienten felices de ver caras amigas a su lado, para compartir una prueba en la que hay vencedores y vencidos, pero eso no es lo importante: cuando se trata de un ultrafondo, uno corre contra sí mismo, contra los límites de su organismo, contra la propia naturaleza humana… busca un techo, quiere superarse a sí mismo, lo de menos es que haya otros delante o detrás, lo importante es llegar.

La presentación ha contado con dos proyecciones de vídeos con imágenes de la salida y la prueba nocturna del año pasado (al inicio), y de la llegada y entrega de premios (al final). Entre ambas proyecciones, las palabras de bienvenida de la alcaldesa, Merche Sanchis; junto al presidente del Club Atletismo Puçol, Iván Esteve; y el director técnico de la prueba, Enrique Castelló.

Todo rápido, breve, dinámico. Hay prisa por dejar los preparativos atrás, hay que dormir pronto y levantarse muy, muy temprano. La salida es a las 6 de la madrugada… y por delante hay de 10 a 20 horas de carrera por la montaña, entre Puçol y Andilla, en función de las cualidades de cada uno.

Tras las proyecciones, Rafa Vidaurre, el primer valenciano que subió al Himalaya hace 25 años, ha explicado su aventura. Sus palabras han ido acompañadas por fotos de la histórica subida al Nanga Parbat junto a Miguel Gómez y Moisés García. No, no es un ultrafondo, como él mismo ha reconocido, pero las imágenes hablan por sí solas de la dureza de la ascensión.

Por último, Enrique Castelló ha dado un repaso a los aspectos técnicos de la prueba que comienza a las 6 de la madrugada. Un repaso algo desordenado, quizá por la enorme cantidad de datos, quizá porque muchos ya se impacientan por la cena.

Al acabar, muchos salen juntos a cenar. Luego a dormir en el Palau d’esports, una iniciativa del Ayuntamiento de Puçol que ha sido acogida con una sonrisa de oreja a oreja por muchos. Aunque no todos duermen sobre el duro suelo, algunos prefieren un hotel cercano (seguro que van a pasar la noche mucho más “calentitos”), mientras que los doce corredores de Puçol y algún otro prefieren descansar en su cama (no hay nada como la almohada de cada uno).

Lo que llama la atención al curioso, al visitante ocasional o al reportero de turno es la camaradería que se respira entre todos. Algunos ya dan por hecho que va a ganar tal o cual corredor, pero éstos ni se inmutan, prefieren pensar en acabar la prueba.

Nada más y nada menos.

La misma aspiración compartida por los 288 inscritos. Nadie piensa que el de al lado es un contrincante y mucho menos un enemigo. Las imágenes que llegan de otros años son de apoyo, de ayuda, abrazos, ánimos, lágrimas compartidas…

Pocas veces un deporte puede hacer mayor honor a la esencia de su nombre: la deportividad.

font: Sabín

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: